Reserve su habitación:

¿Por qué reservar aquí?
scroll-down

Hotel Prinsenhof, oasis de tranquilidad con historia rica

El Hotel Prinsenhof está escondido tras la fachada de una casa residencial. Esta casa fue construida en 1930 como propiedad de la familia Traen.

En 1986 el Sr. y la Sra. Soenen-Vandeputte decidieron vender el inmueble para renovarlo en un hotel confortable en Brujas. El 1. de agosto 1986, el trabajo se acabó y el hotel se abrió por primera vez.

Después de una colaboración de muchos años, la hija Katrien Soenen y su esposo Thierry Lemahieu se hicieron cargo del Hotel Prinsenhof.

Lo cambiaron en el estado actual, un oasis de tranquilidad en el corazón de Brujas. En 2006, aumentaron el número de cuartos hasta 19, es decir 3 habitaciones más que antes


 

En 2011, otros planes de ampliación se realizaron. La casa privada de Katrien y Thierry se reformara y fue integrada en el hotel.
Tras 2 años de trabajo intensivo, el hotel no solo contaba 5 cuartos más, sino también un nuevo loungebar, nuevo ascensor, nueva cocina y nueva sala de desayuno. Cada lugar fue diseñado, siempre teniendo en cuenta los detalles, el confort y la reglamentación.

Hoy en día, el Hotel Prinsenhof con sus 24 habitaciones y sus colaboradores profesionales, está dispuesto a recibirle y mimarle.

¿Usted quiere vivir sí mismo esta história muy rica? Toma Usted contacto p.f. con el Hotel Prinsenhof y reserve inmediatamente su habitación.

 

Historia

  • Fachada histórica de 1930; Familia Traen
  • 1986: comprada y restaurada por Soenen-Vandeputte
  • 1er de agosto 1986: apertura Hotel Prinsenhof
  • 1992: pasado a manos de la hija Katrien Soenen y su marido Thierry Lemahieu
  • 2006: ampliado hasta 19 habitaciones
  • 2011-2013: renovado y extendido hasta 24 habitaciones